¿Pueden preguntarme si soy inmune al Covid-19 en una entrevista de trabajo?

03/07/2020 consultors 0 Comments

Tras la pandemia por el coronavirus el mundo se prepara para lo que han denominada la nueva normalidad. Una vuelta a las actividades cotidianas, trabajo, compras, ocio…, diferente a lo que hasta ahora habíamos conocido. El virus estará presente en la sociedad y no solo en el aspecto sanitario. Por ejemplo, las empresas se han tenido que adaptar para asegurar la salud de los trabajadores y, al incorporar nuevos empleados, deberán mantener esa seguridad. En ese sentido, ¿es legal buscar solo trabajadores que hayan superado la enfermedad? ¿Se puede preguntar en una entrevista de trabajo sobre la inmunidad?

La respuesta es clara: realizar cualquier pregunta sobre una condición personal del entrevistado supone una discriminación que la Constitución prohíbe. Abogados consideran que esta actitud es «discriminatoria y atentatoria contra nuestra intimidad». El Estatuto de los Trabajadores sigue la línea de lo que recoge la Constitución y en los artículos 17 y siguientes hace referencia a la «no discriminación en las relaciones laborales». 

En ese sentido, Díez añade que «el empresario, solo puede realizar preguntas que tengan relación con el trabajo que se recoge en la oferta de empleo» y, en este caso, saber si una persona es inmune o no, «no es requisito necesario para que el empresario establezca los protocolos de seguridad e higiene en el trabajo».

¿Cómo debe reaccionar el trabajador? Si el entrevistador realiza la pregunta, el aspirante puede y debe negarse porque se trata de una información «personal e innecesaria para el puesto de trabajo que se oferta». 

Esta situación de discriminación no solo se da si el empresario hace la pregunta en la entrevista de trabajo. Tampoco puede incluir como requisito para un puesto de trabajo haber superado la enfermedad o ser inmune a ella. Como explica el abogado de Legálitas, «estaríamos en el mismo caso anterior» y la empresa podría ser «denunciable ante la Inspección de Trabajo por dicha oferta o Instituto de la Mujer, por ejemplo». 

Más allá de que la empresa actúe adecuadamente, también puede ocurrir que sea el propio trabajador quien aporte ese dato para tratar de diferenciarse del resto de aspirantes. Si es el propio trabajador quien acredita este dato la situación es diferente a la anterior, no es un acto ilegal. No obstante, la empresa, como indica Díez, debe «explicar al trabajador que esa información no es necesaria» y no emplear ese dato para nada, de lo contrario, incurriría en la discriminación por condición personal. Además, dado que se trata de una información personal la empresa se encuentra con la responsabilidad de guardar ese dato con la «debida protección»

¿Se desarrolla una inmunidad real contra el coronavirus?

Hace unos días Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, respondió a la pregunta sobre qué le parecía la opción de acreditar la inmunidad al coronavirus en los CV para entregar a las empresas. Aseguró, sorprendido, que no le parecía «normal» ni «moral» e incluso señaló que podría ser ilegal. Pero, además, afirmó que esta actitud supone un «entendimiento incorrecto» de lo que significa haber pasado la enfermedad

En ese sentido es importante tener en cuenta que la inmunidad al coronavirus no está acreditada al 100%. La opción de ‘discriminar’ entre la población inmune y no inmune parte de la idea de un extender un «certificado» o «pasaporte de inmunidad» que declarara que la persona ya no puede contagiar a otros y permite avanzar en la desescalada con seguridad. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no respalda esta opción y pide cautela porque ha detectado que, en algunos casos, la presencia de anticuerpos en el organismo de los contagiados es baja.

En concreto, en una guía publicada hace semanas señalaron que «a 24 de abril ningún estudio ha evaluado si la presencia de antivirus al SARS-CoV-2 confiere inmunidad a infecciones posteriores en humanos». En ese sentido, añaden que «la gente que asume que es inmune a una segunda infección porque ha recibido un resultado positivo (del test de serología) puede ignorar las medidas sanitarias, así que el uso de esos certificados podría aumentar el riesgo de transmisión«, advierte la OMS.

Fuente Original: La Información